16 julio 2016

Efemérides del fútbol - 16 de julio

1916: Argentina y Uruguay debían jugar en cancha de GEBA la final de la primera edición del Sudamericano. El público invadió el campo de juego y eso obligó a la suspensión del encuentro. Como protesta de ello, una parte de los espectadores prendió fuego a las tribunas. Un conscripto llamado Juan Pallas consiguió evitar que se quemara una bandera uruguaya y sufrió un desvanecimiento por efecto del humo. Luego, la Liga uruguaya resolvió premiar el gesto de Pallas, con una Medalla de Oro.
1933: En River Plate e Independiente que igualaron 1 a 1 ocurría un episodio insólito. Sobre el final del partido, Carlos Peucelle marcaba un tanto que le daba la victoria a River, pero era anulado por el juez Néstor Roldán por posición fuera de juego. Los jugadores se fueron encima del juez y éste cayó de repente desmayado. Lo llevaron al vestuario y más tarde Roldán reconoció que había simulado la situación para zafar de la golpiza.

1939: Ferro Carril Oeste derrotaba a Boca Juniors por 3 a 0 a los 8 del segundo tiempo en Caballito, pero con goles del húngaro Saz, Tomás González y dos de Alarcón, los Xeneizes dieron vuelta el resultado, triunfando finalmente por 4 a 3.

1944: Nacía Rodolfo José Fischer en la ciudad de Oberá, Misiones. Jugó en San Lorenzo de Almagro un total de 272 partidos y anotó 141 goles. Jugó además en Sarmiento de Junín y en Botafogo de Brasil.

1966: Argentina y Alemania Federal igualaban 0 a 0 por la Copa del Mundo de Inglaterra.

1996: Juan Andrés Gómez de River Plate era transferido a la Real Sociedad de España en 3 millones de dólares, en la mayor suma pagada por un defensor argentino hasta ese entonces.

2000: Los Andes ganaba el torneo reducido de la B Nacional y ascendía a primera división. El entrenador era Jorge Ginarte.

2003: Se inauguraba el estadio Ciudad de La Plata con el partido amistoso entre Argentina y Uruguay que terminaba 2 a 2. Los goles de la Argentina fueron convertidos por Diego Milito y los de Uruguay por Gabriel Milito, en contra y Javier Chevantón.



No hay comentarios.: